Crianza respetuosa: luces y sombras

Si hay algo que tengo claro (tenemos) es que nuestra pequeña manzana será hija única (por lo menos biológicamente hablando). Ya se sabe que a medida que la vida nos va pasando por encima podemos modificar nuestras impresiones y necesidades pero, hoy por hoy, nuestro sentir es éste y es inamovible. Lo sé, y así…