Querida hija, tu Padre es…

El año pasado os hablaba del maravilloso Padre en que se ha convertido mi chico, y puedo decir que no cambio ni una coma de lo que dije en ese post (podéis leerlo aquí). Sin embargo, hoy no voy a ponerme tan trascendental. Hoy quiero dirigirme a mi hija; hoy quiero contarle cómo es su…