Los inconvenientes de llamarse Laura Blanch

Tranquilas, ni soy un agente secreto ni tiene ningún inconveniente físico o material el llamarse Laura Blanch. Los inconvenientes empiezan cuando bautizas a tu blog con tu nombre real. Ahí sí que las’ cagao’. Hasta que nació mi hija, el nombre del blog no me suponía ningún hándicap a la hora de escribir. Es más,…

Mamás blogueras… ¿de otro planeta?

Antes de quedarme embarazada pasaba horas y horas escribiendo. Como el ego es algo intrínseco del ser humano (para bien y para mal), creé un blog donde poder dejar mis textos a la espera de que alguien los leyera, comentara o difundiera, mas nunca le di demasiada publicidad ni movimiento. Después me quedé embarazada y…