¡No al colecho! Se malacostumbran… los padres (II)

Que nadie se asuste, no me he vuelto loca de la noche a la mañana. El título de esta entrada es, por supuesto, un juego de palabras con mucha intención. Como ya expliqué en la primera parte de esta serie de dos post, desde que nuestra bebé llegó a nuestras vidas, más concretamente desde la…

¡No al colecho! se malacostumbran… los padres (I)

Que nadie se asuste, no me he vuelto loca de la noche a la mañana. El título de esta entrada es, por supuesto, un juego de palabras con mucha intención. Desde que nuestra bebé llegó a nuestras vidas, más concretamente desde la primera noche en el hospital, ha dormido con nosotros. Sí, en la misma…