Amarla y respetarla, hasta que la muerte nos separe

Antes de quedarme embarazada seguía con interés cierto programa de televisión de cuyo nombre no quiero acordarme. Es más, asentía continuamente y estaba de acuerdo con la “Súper Personaje” en casi todos sus argumentos. Yo era de ésas que decía que a los niños “hay que educarles”, “hay que meterles en vereda” o “no hay…