Cada loco con su… teta

Los que me ven a menudo se abstienen muy mucho de hacer la mágica pregunta de “¿Aún le das teta?” o esa otra tan maravillosa y entrometida a partes iguales de “¿Hasta cuándo le vas a dar la teta?” (sé que lo piensan pero, por lo menos, no me lo dicen). Sin embargo, hay personas que me ven muy de vez en cuando o que tienen muy mala memoria o que tienen muy mala uva y que preguntan lindezas como las nombradas sin siquiera despeinarse. Bien, como soy por naturaleza educada y como en el momento no me apetece dar muchas explicaciones y siempre corto la historia con un “Y seguiré hasta que ella quiera”, hoy voy a responder a La Pregunta para aquellos quienes sienten la inmensa necesidad de meterse en vidas ajenas.

-Sí, AÚN le doy teta. Pero no te creas, muchas veces no se la doy yo que la toma ella sola, eh.

-Sí, AÚN le doy teta y soy yo quien deseo que tarde mucho tiempo en dejarla porque me encanta hacerlo.

-Sí, AÚN le doy teta. Y sí, con dos años sí alimenta. La leche materna va cambiando con la edad del niño y cuanto más mayor es más grasa tiene ésta.

-Sí, AÚN le doy teta. ¿Le preguntabas a Menganita si aún le daba biberón a Menganito con dos años o por qué no le quitaba el chupete? Tengo buena memoria.

-Sí, AÚN le doy teta. Y no, no creo que quiera seguir sorbiéndome los pezones con quince años.

-Sí, AÚN le doy teta. Y no, no toma leche de ningún otro animal y los lácteos que toma se limitan a dos quesitos para desayunar los miércoles en la guardería y alguna que otra cucharada de yogur para “aliñar” algo de fruta después de cenar (a los que gustáis de cantidades: ni un yogur a la semana).

-Sí, AÚN le doy teta. Y no, no me molesta dormir con la teta fuera toda la noche –aunque es agotador- ni sacarme la teta donde haga falta.

-Sí, AÚN le doy teta. Y no, mi hija no depende de mí para todo y quién diga tal estupidez ni conoce ni quiere a mi hija.

-Sí, AÚN le doy teta y mi hija es una niña feliz, sociable, divertida y extrovertida.

-Sí, AÚN le doy teta y es siempre nuestro momento especial de reencuentro aunque se repita una decena de veces al día.

-Sí, AÚN le doy teta y un día decidirá no tomar más. Que sí, que ese día llegará, ya podéis dejar de sufrir por nosotras.

-Sí, AÚN le doy teta y, no, no me he planteado destetarla porque no tengo ninguna intención ni ninguna necesidad de hacerlo.

-Sí, AÚN le doy teta y, no, no soy nada parecido a una esclava de la lactancia o a una esclava de mi hija… ¡Por favor, quién puede pensar o decir algo así! Mi hija me busca de esa manera porque necesita estar en contacto conmigo, del mismo modo que tu hijo/a te busca enrabietándose o pegándote o gritándote para que le hagas caso porque necesita estar contigo. Todo eso que me ahorro, ¿no crees?

-Sí, AÚN le doy teta. Porque le gusta. Porque me gusta. Porque somos libres. Porque no le damos tantas vueltas a las cosas que nos hacen bien y nos hacen felices. Porque nos da la gana. Porque sí.

Por último, sólo quiero aprovechar esta pequeña entrada a modo de desahogo en el blog para lanzar una petición al viento:

POR FAVOR, QUE NADIE, NUNCA, BAJO NINGÚN CONCEPTO TENGA LA DESVERGÜENZA Y LA MALA BABA DE DECIRLE A MI HIJA (Y A NINGÚN NIÑO/A) COSAS COMO “TAN GRANDE Y TODAVÍA CON LA TETA”, “LAS NIÑAS GRANDES NO TOMAN TETA”, “¿NO TE DA VERGÜENZA, TAN GRANDE Y AÚN TOMANDO TETA?” O “DEJA YA A TU MADRE TRANQUILA CON TANTA TETA”.

Comentarios como estos no hacen más que decirle a los pequeños que lo que hacen no está bien, o que se comportan de una manera que no deben o que no les corresponde por edad, o que están molestando a sus madres. Podéis cambiar la palabra “teta” por la palabra “pañal” y aplicar de nuevo la petición. Por favor, dejemos de meternos en la vida de los demás: sobre todo en la vida de los más pequeños.

Cada loco con su teta y Dios en la de todos 😛

comentarios-blog

10 pensamientos sobre “Cada loco con su… teta”

  1. Totalmente de acuerdo. Lo que mas temo en realidad es lo que le digan a mi pequeño. Yo les corto rápidamente pero me duele que le hagan daño a el con sus comentarios.

    1. Hola Ala,

      Realmente ese es el gran problema, porque a mí lo que me digan PLIN, pero lo que le digan a mi hija y que alguien pueda hacer que se sienta mal o que hace algo malo… grrr.

      Un abrazo 🙂

  2. Me gusto muchiisimo. Cuando me ven dandole teta a mi hijo me preguntan con un tonito odioso si todavia toma teta, a caso no me ven??? Y no entiendo porque me lo reguntan si mi hijo a penas tiene 7 meses, que yo sepa esta pequeño y esta en todo su derecho de tomar la cantidad de teta que le de la gana, y tengo pensado darle teta hasta que el quiera y los comentarios estupidos me resbalan

    1. Hola Oriana,

      Pues si ya empiezan los comentarios con SÓLO siete meses… te compadezco por lo que te queda por delante. Lo importante es que vosotros dos seáis felices con lo que decidáis.

      Un abrazo 🙂

  3. Yo le di teta a mi niña hasta los 3 años y 3 meses que lo dejo ella solita. Se la di con la reprobación de todo el mundo. Incluso la de mi marido que me decía que ya no alimentaba mi leche hasta que le conteste que que tonteria es esa, si ahora va a resultar que la leche procesada de una vaca va a alimentar mas que la mia, le explique todos los beneficios y le informe y al final lo acepto. Le dije a mi hija que no hiciera caso a los comentarios de la gente y que eso era una cuestión nuestra y cuando venia la gente a decirle algo ella contestaba enfadada y muy decidida: eso es asunto mio y de mi mama. Yo remataba con un » ya la has oido» con una sonrisa de oreja a oreja y esa persona ya no se metía mas. Mi hija esta hermosa, no tiene problemas de peso (ni menos ni mas), y tenemos una relación muy estrecha y bonita. No es para nada egoísta, al contrario siempre me quiere ayudar y cuidar. Al fin de cuentas los niños son lo que le damos. Estoy feliz de haber podido darle el alimento que necesitaba mientras ella lo quiso y si ella hubiera querido hubiera seguido dándole el pecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *