Mauro necesita un abrazo

Ya que en el blog hablo mayoritariamente sobre maternidad e infancia, he decidido inaugurar la nueva sección Libreando con este magnífico cuento que le regaló a mi hija, con muchísimo acierto (como siempre), su madrina.

Ficha técnica

Título: Mauro necesita un abrazo (Título original: Hugless Douglas)

Autor: David Melling

Traducción: Elena Gallo Krahe

Editorial: Edelvives

Edición: Tercera edición/Junio 2014

Resumen:

Mauro es un oso pardo que vive en una caverna. Una mañana, nada más despertar, decide que lo que necesita es un abrazo. Después de completar sus rutinas de acicalamiento mañanero, sale al bosque para encontrar el abrazo que está buscando. Tras probar varios tipos de abrazos a distintos objetos y no encontrar respuesta, y tras abrazar a distintos personajes que lo rechazan o no quieren ser abrazados, es guiado por un conejo hacia un lugar especial donde por fin encontrará el abrazo más deseado.

Mi análisis

Los cuentos del oso Mauro (en catalán lo encontraréis como l’ós Bru publicado por la editorial Baula) cuentan con unas ilustraciones deliciosas, sencillas, tiernas y divertidas que llaman la atención de los más pequeños (a mi hija de dos años le encantan y los disfruta desde hace meses). La encuadernación es ideal para los más pequeños puesto que tanto las tapas como las páginas son de cartón fino. Para los que se están iniciando en esto de la lectura también son perfectos puesto que los textos cuentan con letras grandes y en mayúsculas que en muchas ocasiones acompañan a la imagen con su distinta tipología. Por el momento, la colección del Osito Mauro cuenta con los siguientes cinco títulos: Mauro necesita un abrazo, Mauro y la fiesta de pijamas, Tranquilo Mauro, ¡Feliz cumpleaños Mauro! y ¡Te queremos Mauro!. En casa tenemos también el de L’aniversari d’en Bru que es la versión en catalán de ¡Feliz cumpleaños, Mauro! pero nuestro favorito, sin duda, es éste del que os hablo hoy.

A través de sus dibujos podéis introducir acciones tan cotidianas como son quitarse el pijama, cepillarse el pelo o abrigarse antes de salir de casa, o conceptos tan sencillos como abajo, en el centro, arriba, dentro o fuera. También podéis explicarles que los objetos, al contrario que los animales y las personas, son inanimados aunque, bajo mi punto de vista, eso limitaría su imaginación. En las últimas dos páginas del libro, encontramos varios dibujos que nos enseñan distintas formas de abrazar y podemos jugar a recrearlas todas (quizá con niños un poquito más mayores, de entre tres o cuatro años, resulte más efectivo y divertido).

Del argumento del cuento había algo que, en un principio, no me gustaba demasiado: el rechazo. Mauro es rechazado varias veces y se queda con el abrazo “colgando” y triste. Como digo, en un principio no me gustaba demasiado ese detalle pero viendo como, varias veces, a mi hija le ha pasado lo mismo y se ha quedado con un abrazo o con un beso “colgando” que el otro niño no le ha devuelto, he cambiado de parecer y creo que es positivo que mi hija vea que a todos nos rechazan alguna vez y que es algo normal que no le pasa sólo a ella; y, lo más importante, que siempre habrá alguien (y no quiero chafaros el final :P) que esté dispuesta a recibirla entre sus brazos y que siempre estará ahí para ella.

En definitiva, este cuento me parece una delicia para contarles una y otra vez a nuestros pequeños. A mí me encanta poner distintas voces a cada personaje y, debido a su sencillez, mi hija se lanza a “contármelo” de vez en cuando. Por mi parte, completamente recomendado.

¡Que lo disfrutéis!

          

comentarios-blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *