Mamás blogueras… ¿de otro planeta?

Antes de quedarme embarazada pasaba horas y horas escribiendo. Como el ego es algo intrínseco del ser humano (para bien y para mal), creé un blog donde poder dejar mis textos a la espera de que alguien los leyera, comentara o difundiera, mas nunca le di demasiada publicidad ni movimiento. Después me quedé embarazada y mi cabeza dejó de trabajar para mí para empezar a trabajar para mi bebé y su futuro*.

En enero de 2013 di a luz a un maravilloso bebé de alta demanda que consiguió que sus padres fueran cada vez más de alta tolerancia y mi tiempo dejó de ser mío por completo. Lo de actualizar el blog se convirtió en un imposible y todo lo que salía de mi bolígrafo se limitaba a temas sobre maternidad. Y claro, pasar de hablar de guerras, desempleo u Holocausto a hablar de tetas, pañales y noches en vela era mucho cambio.

Entonces decidimos (mi blog somos mi chico en la logística y yo en el bolígrafo) añadir una sección nueva en la página: Soy Madre. Como era de esperar, la nueva sección se fue comiendo un poco al resto por dos motivos: el mundo de la blogosfera maternal tiene un movimiento impresionante del que no goza la blogosfera literaria y el hecho de que mi hija ocupe el 98% de mi tiempo libre limita bastante la creatividad extra-maternal.

Y así fue como mi página se convirtió en una web sobre maternidad con algunos tintes de literatura. Triste para mis expectativas como escritora pero real como la vida misma.

Con el nuevo movimiento de visitas y lecturas que recibe mi web desde que la transformamos en lo que es ahora, he descubierto todo un mundo en esto de mantener visible un blog: visitas y comentarios a otros blogs, intentar subir posts con la máxima frecuencia posible, intentar lograr difusión para los enlaces…me confieso: un rollo patatero.

Vaya, que tener un blog no se limita ni mucho menos a escribir los posts. Es más, diría que en lo que menos consiste es en escribir. Tener un blog es intentar mantenerlo visible, crear interés; en resumen: dedicar muchas horas a su difusión. Y eso es lo que me parece más difícil de todo, sacar tiempo para hacer todas esas cosas que hay que hacer cuando tienes un blog y que tanta pereza me dan.

Por eso me pregunto:

¿De dónde sacan el tiempo para tener tan actualizados los blogs y tener tantas visitas todas esas mamás blogueras que hay por ahí (que son muchísimas)?

Quizá no tienen un trabajo común de esos de entrar a una hora y salir a otra, o quizá sus bebés duermen horas y horas de siesta, o quizá sus hijos ya son más mayores y están un poco más desapegados de mamá, o quizá al ser niños grandes aceptan entretenerse solos un ratito y entienden que mamá está ahí pero está haciendo sus cosas.

Yo tengo muchas dificultades para arañarle tiempo al reloj. Mi hija de 18 meses duerme poca siesta (aunque es lo que me está dando margen últimamente para poder escribir) y cuando está despierta el mundo se para a su alrededor: mamá no puede estar ocupada si no es para compartir con ella su ocupación y papá tampoco, faltaría más. (¡Ojo! No es una queja, nos encanta compartir todo nuestro tiempo con nuestra pequeña, por eso cumplimos siempre con sus deseos de atención).

¿Cómo lo hacen incluso las que cuentan sus experiencias con bebés de alta demanda que llevan colgados las veinticuatro horas del día?

Por lo que he visto, así un poco por encima, las mamás más activas en la red suelen tener niños “grandes” de más de tres años o bebés “mayores” de año y medio/dos años. Con esos baremos de edad, no me sorprende que puedan sacar más tiempo para dedicar a sus webs. Lo que me desconcierta es encontrar blogs de mamis de bebés muy pequeños que ya de por sí dejan poco tiempo libre y para más inri de bebés de alta demanda. Quien no tenga un bebé de alta demanda no entenderá muy bien a qué se refiere este concepto pero quien tenga uno entenderá mi estupor al comprobar que hay mamis que tienen uno y sacan tiempo para sus cosas…Mi bebé, durante sus primeros meses y me refiero a su primer año de vida aproximadamente, pasaba las veinticuatro horas encima de mí; ya fuera en la teta o durmiendo en mis brazos, no quería estar en otro sitio que no fuera conmigo en mí y así se hacía muy difícil ocuparme de nada que no fuera ella.

¿Se quitarán horas de sueño?

Imagino que hay bebés que duermen durante horas y no hablo de las siestas sino de las noches. Entonces, también imagino que debe ser sencillo acostar a tu bebé a una hora X y ponerse a escribir un rato antes de acostarte tú. Pero eso también ha sido una quimera para mí hasta hace muy poco.

En mi caso, descarto lo de acostar a mi bebé y ponerme a escribir porque a la campeona le dan las diez de la noche todos los días (a veces le dan las once) y yo a esa hora ya estoy KO después de todo el día y probablemente de una noche anterior movida (cada vez son menos, por suerte). Además colechamos y la señora tiene el sueño tan ligero como su madre y aunque esté roncando a pierna suelta, en cuanto nota que me apoyo en la cama abre los ojos en plan Jack Torrance (el personaje de Jack Nicholson en El Resplandor) y se me tira encima al grito de: “¡TETA!”. Por lo que horas de sueño no me puedo quitar porque no hay de dónde rascar.

Hasta hace poco tampoco me sentía capaz de quitarme el sueño de las siestas porque muchos días era la única hora o las únicas dos horas (con suerte) en que podía dormir tranquila, sobre todo si se encargaba su padre de velarle el sueño. Pero últimamente, aprovechando que las noches empiezan a mejorar, “me estoy quitando” de las siestas y es cuando estoy intentado escribir o “menear” el blog.

¿Llevarán a los peques a la guardería aunque los papás estén en casa?

Vaya por delante que no lo critico, cada uno hace con su tiempo y con sus hijos lo que mejor le funciona para mantener una harmonía familiar, pero es que a mí ya me cuesta bastante dejarla cada mañana en la guardería –donde todo sea dicho se lo pasa genial- porque trabajamos los dos como para llevarla también por la tarde mientras yo estoy en casa. Se me haría rarísimo estar en casa “sin hacer nada” sabiendo que la peque podría estar conmigo, con sus juguetes, su cama, su piscina, su terraza…su teti. Además de que conociéndola, dormiría una siesta de veinte minutos en la guarde y después estaría toda la tarde on fire.

Resumiendo, supongo que las mamis que dedican mucho tiempo a su blog lo hacen simplemente porque les apasiona y se lo toman en serio. Quizá es por ahí por donde debo tirar porque de momento para mí es poco más que una válvula de escape que me encanta y que me emociona muchísimo cuando sé que alguien me lee y le gusta lo que escribo pero que tengo como poco más que un hobby. Será cuestión de ponerse más en serio.

 

Mamis 2.0 ¿vosotras cómo os lo montáis? ¡Dadme truquis! O como se dice por ahí…¡dadme tips!

 

*Nota: no sirve de nada pensar y organizar todo durante el embarazo, cuando el bebé llega todos tus planes e ideas pre-formadas se desvanecen como el humo.

comentarios-blog

12 pensamientos sobre “Mamás blogueras… ¿de otro planeta?”

  1. Buenas, guapa,

    para empezar, no creo que mi bebé (alias Monstruita, actualmente de 16 meses), sea de alta demanda. No para quieta un segundo, pero es un bebé y es normal. Duerme la siesta unas dos horas al día. Las aprovecho para hacer la comida y para dormir un poco yo también. Así, cuando ella se va a la cama (a las 10 o casi las 11 la mayor parte de los días), tengo pilas para ponerme al ordenador.

    Los posts los escribo por «capítulos»: un día lo empiezo, otro día sigo, y así. Si estoy de vacaciones y no tengo curro, tengo más tiempo libre. Si no, mis posts aparecen de pascuas a ramos, apenas llega a uno a la semana (a veces mi tiempo libre va también para el padre, ¡que hay que mantener la pareja!).

    También uso mucho el móvil: eso me permite acceder a twitter en cualquier lugar, contestar en los blogs de los demás, etc.

    Y cuando tengo una racha de «tiempo libre extra» y me da tiempo a escribir varios posts, los voy programando.

    Si hay abuelos algún día, también aprovecho para dormir un poco y tener energía cuando ella se acueste.

    Pero vamos, aún así, vamos haciendo malabarismos. Lo importante es no compararse con los demás. Yo no quiero que esto sea un agobio para mí, porque es un hobby. ¿Que puedo mejorar el SEO sin demasiado esfuerzo? Genial. Pero tampoco voy a dejarme la piel por eso. Yo solo quiero escribir 🙂

    ¡¡¡Áaaaaaaanimo!!!

    1. ¡Hola!

      Sí, lo de los malabarismos me suena jejeje
      Creo que mi asignatura pendiente es tirar más de móvil para todo lo que no sea puramente escribir.

      Ni se me ocurre compararme porque soy consciente de cuánto le puedo dedicar al blog y cuánto no…además, como muy bien dices, lo que quiero es escribir 🙂

      ¡Un abrazo!

  2. Yo no perdono siestas, me las echo a su ladito. Pero por las noches sí se queda solito cuando se duerme, a eso de las once, y me pongo unos minutos, porque yo escribo muy rápido. Cuando más adelanto son las horas que pasa con mis padres los fines de semana, aprovecho para escribir tres o cuatro y dejarlos programados. A veces en el trabajo, cuando me dicen lo típico de llamame en cinco minutos, que luego son diez, aprovecho para escribir algo rápido.
    En cuanto a difusión, lo tuiteo nada más publicar y programo repeticiones a lo largo del dia con hotsuite. Y leer… por las noches en el sofá le doy una vuelta a las actualizaciones con bloglovin, así no se me pierde nada. Cuando yo comento, suelen devolverme la visita, aunque no lo hago por eso sino porque me encanta seguir a otras mamás.

    1. ¡Hola Patricia!

      Yo también aprovecho los días que no tengo mucho trabajo para escribir todo lo que puedo, aunque por más que lo intento no soy capaz de dejarme hechos unos cuantos para ir publicando. Me pierdo en leer y releer y releer y…

      Me apunto lo de bloglovin porque después siempre voy «de culo» buscando los blogs que me gustan para participar 🙂

      ¡Un saludo!

  3. Hola guapa! Mi bebé tiene 9 meses recién cumplidos y duerme poquito durante el día. Hace una siestita a media mañana y otra antes de merendar y como mucho cada una de ellas es de una hora.
    Mi «truquito» es escribir los post en el móvil en el apartado de notas.
    Lo dejo ya terminado y perfilado a faltar de elegir la foto solamente.
    Y en cuanto tengo un ratito (no echo más de 10 min) lo paso a limpio en el ordenador y listo.
    Al escribirlo en el móvil puedo hacerlo a cualquier hora y estando en cualquier lugar, y me resulta muchísimo más fácil encontrar algo de tiempo para ello.
    Un besazo!

  4. ¡Menudo tema! Yo me he propuesto tener ritmo en el blog, no hace falta que sea mucho pero sí constante pq sinó pasan los días y el blog criando malvas…
    El problema es que me gusta currármelo y al final no es sólo escribir sino también las fotografías y la publicidad en redes sociales… Total! Que estoy como tu! Alucino cómo se lo monta la peña pq Alexandra desde siempre me reclama mucho y yo soy de liarme con mil cosas y a veces me da cosilla pensar que por hacer otras cosas no estoy lo suficiento por ella

    1. ¡Totalmente Moon!
      Ya empezaba a pensar que era la única a la que no le daban las horas jejeje Yo también me he propuesto que el blog tenga un ritmo constante pero precisamente la constancia no es mi fuerte así que espero que no decaiga jajaja

      ¡Un abrazo!

  5. Holaaaa!!! No tengo un blog pero soy mami y trabajo casi 7 horas asi que eso de tener tiempo para hacer algo «para mi» es tarea difícil!!!. Te cuento, en el trabajo nos ofrecieron un curso e-learning de inglés y dije «me apuntooo», pero por ahi me soltaron: como vas a hacer?? estas loca!!. Y yo que soy cabezona dije: ya me buscaré un tiempito! Ahí vamos!! «refrescando» algo de inglés. Hace poco me llamo la profe y me dijo » vas muy bien» y yo super contenta. Por eso Laura, tu sigue a tu ritmo!! Yo aprovecho cuando «La princesa Holly y el caballero con esmero» juegan o bien cuando duermen.
    Ánimos y sigue escribiendo!!!
    Besos

    1. ¡Hola Karina!

      Eso voy haciendo, intentando sacar algo de tiempo. Aunque en mi caso tengo que aprovechar cuando la gordita duerme porque sino no hay manera.
      Tú juegas con «ventaja»…el Caballero te distrae a la Princesa jajaja Qué va, te admiro Kari, si ya es difícil sacar tiempo con uno ni me imagino sacar tiempo con dos.

      Gracias por los ánimos y enhorabuena por tu buena progresión con el curso.

      ¡Besos!

  6. Hola! Acabo de aterrizar en tu blog y me he sentido muy identificada con esto, jaja. Yo también alucino con lo profesionales que son las madres en sus blogs y me pregunto muchas cosas, como ¿para quién escribimos realmente? ¿Cómo puede suponer más rato comentar en otros blogs que escribir en el propio? De todo esto no tenía ni idea cuando empecé. En mi caso abrí el blog cuando mi hijo tenía casi un año. Hacerlo antes hubiera sido un suicio e imposible por lo que mencionas. Escribo mientras duerme, en su siesta o por la noche. Me gusta y por eso me he quitado de mis aficiones. Ya nunca veo la tv ni leo. Dejar la lectura es lo que peor llevo y lo que me lleva a cuestionarme cuánto tiempo más podré dedicarle. De momento he bajado el ritmo para recuperar algo de mi ocio y descanso. Creo que lo importante es tener claro que es una afición y que no puede comer tu vida real. ¿Qué te parece todo esto?
    Me gustan tus reflexiones, me quedo por aquí 🙂

    1. ¡Hola, Y, además, mamá!

      Coincido con todo lo que dices (menos mal, empezaba a pensar que soy la única bloggera sin madera para serlo jajajaja). Yo tampoco entiendo eso de dedicar más tiempo a otros blogs que al propio, pero sí sé que es una parte muy importante si quieres mantener el blog visible. Lo complicado está en no perder el norte y recordar que lo importante es escribir, ser leído es algo «de más a más». Yo ahora estoy retomando la lectura, la falta de la misma (junto a la falta de escritura) era algo que me atormentaba desde el principio.

      Sé que el tiempo que invierto leyendo (mientras mi bebé duerme) es tiempo que no invierto en escribir pero lo disfruto tanto que me lo debía.

      Gracias por pasar por aquí, ¡te sigo!

      Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *