Sin adiós

Te marchaste silencioso,

sin brindarme ni un adiós.

Aún podía oler tus besos

y escuchar tu corazón.

Yo le pregunté a la luna

pero no me respondió:

si me amaste más que nadie

o es que nadie más me amó.

You might also like

1 Comment

Leave A Reply

Your email address will not be published.