Lecturas infantiles de Junio

Nuestra visita a la biblioteca de este mes fue más comedida que en meses anteriores y sólo tomamos prestados seis libros. Como en mayo, nos llevamos dos cuentos en cartón para que mi hija los manipulara libremente y el resto eran de hojas comunes para manipularlos nosotros.

La realidad es que, durante este mes de junio, mi hija no ha mostrado demasiado interés por los cuentos ni por los libros de ningún tipo. Este mes ha estado más ocupada con actividades que requieren destreza física, tanto a nivel de motricidad fina como de motricidad gruesa. Y, como la llegada definitiva del buen tiempo acompaña a salir de casa y, sobre todo, a mojarse siempre que hay ocasión, pues se nos ha complicado bastante encontrar un momento de quietud para la lectura.

Sin embargo, hace unos días, descubrió uno de mis libros de Wally y parece que han captado su atención (la invito a buscar objetos grandes como coches, bicicletas, aviones, barcos…), así que ando rastreando el panorama en busca de un “Busca y encuentra” apropiado para su edad. Ya os contaré si encuentro alguno que sea del agrado de ambas.

Mientras tanto, os dejo con mis impresiones sobre los libros que tomamos prestados de la biblioteca este mes.

– El llibre dels nombres del Bru (El libro de los números de Bruno / Wilbur’s Book of Numbers), 2013, libro en cartón, Valerie Thomas y Korky Paul / Ed. Blume 2014: un libro muy sencillo para introducir o afianzar los números del uno al diez y, por qué no, para los primeros pinitos en esto de la lectura.

Bru (Bruno) es el gato de la bruja Brunilda y el encargado de acercar conceptos básicos a los más pequeños (números, colores, tamaños…). Tengo que decir que las ilustraciones de Bru me encantan, me tienen totalmente enamorada, por lo que los libros de Brunilda para niños más grandes pasan a mi lista de futuras adquisiciones (hay muchísimos títulos).

– En Bru i la festa de pijames (Mauro y la fiesta de pijamas / Douglas and the Big Sleep), 2012, edición cartón, David Melling / Ed. Baula (Edelvives) 2012: este cuento lo tomé prestado porque es un “infalible” en nuestra casa. De hecho, fue al único libro que mi hija le prestó un poco más de atención durante este último mes.

Mauro (Bru en la edición en catalán) es un tierno osezno que va a pasar la noche en la madriguera de su amigo Conejo. Está tan emocionado que llena su mochila de cosas para pasar una noche fantástica, una gran fiesta de pijamas. Por el camino se encuentra con una ovejita a quien invita a acudir con él a la fiesta en casa de Conejo pero resulta que la ovejita no va sola… sino con todo su rebaño. Definitivamente, no caben todos en la madriguera de Conejo. En realidad, ni siquiera Mauro cabe en la madriguera, pero eso no impide que pasen una noche estupenda entre cuentos y risas al cobijo de las estrellas.

Como ya comenté en esta entrada, Mauro es uno más de nuestra familia. En nuestra biblioteca particular hay dos títulos de esta colección de David Melling y no será la última. Ésta es una de esas colecciones que merece la pena tener completa porque cada uno de sus tomos es tierno, divertido y contable un millón de veces, y porque es fácilmente manejable por los más pequeños. Además, son sólo cinco títulos a 8 € cada uno. Son muy asequibles y valen la pena.

Yo (ich), 2004, Philip Waechter / Lóguez Ediciones 2005: un libro de textos sencillos con unas ilustraciones también sencillas sobre fondo blanco en las que nuestro protagonista, un oso optimista, nos presenta su personalidad a través de distintas acciones y circunstancias.

Oso es guapo, feliz, valiente y espléndido aunque, a veces, también siente miedo, tristeza y soledad. Oso nos recuerda lo maravillosa que es la vida, lo fantástico que es nuestro mundo y lo importante que es valorarse y quererse, pero siempre sin olvidar lo necesario que es compartir con alguien toda esa grandeza. Al fin y al cabo, somos animales sociales y ¿de qué sirve ser maravilloso si no puedes compartirlo con alguien que te quiere y te valora?

Aunque se trata de un libro simple, de fácil y rápida lectura, tiene bastantes páginas por lo que es muy difícil para una niña de la edad de mi hija (29 meses) mantener el interés hasta el final. Creo que es una buena herramienta para presentar a niños más mayores que ya se enfrentan un poco más “solos” al mundo. Volveremos a tomarlo prestado más adelante, seguro.

– Una abraçada! (El libro de los abrazos / Het Grothe Knuffel-boek), 2003, Guido Van Genechten / Símbol Editors 2003: un divertido libro con el que tendréis la excusa perfecta para practicar todo tipo de abrazos. Las ilustraciones de Van Genechten no necesitan demasiada presentación ni publicidad, son tiernas, divertidas y captan la atención de los más pequeños.

Jordi (en la edición en catalán, Juan en la edición en castellano) necesita un abrazo y no duda en pedírselo a su mamá. Así es como el autor nos introduce en un recopilatorio de tipos de abrazo que nos servirá a su vez para hacer un recorrido por distintos animales y sus peculiaridades. Así, al tiempo que nos abrazamos una y otra vez (con ternura, lentamente, con entusiasmo, dulcemente, suave, con pasión…), iremos descubriendo con nuestros pequeños que los patos se besan con el pico, que los elefantes se envuelven con sus trompas, que los canguros viajan en la bolsa de la tripa de mamá, que las tortugas van despacio o que los erizos tienen pinchos.

Este es uno de esos “cuentos excusa” del tipo ¡Besos como estos! que tanto me gustan y que son el pretexto perfecto para colmar de mimos (más, si cabe) a nuestra pequeña.

– Per sempre (Para siempre / Pour Toujours), Jean-Baptiste Baronian – Noris Kern / Ed. Beascoa 2001: este libro, al igual que comenté de su predecesor Con todo mi corazón del que podéis encontrar mi opinión aquí, es una pequeña joya. La belleza de sus ilustraciones tipo acuarela, sus textos sencillos y tiernos y un mensaje de amistad y amor incondicionales hacen de él una pieza de gran valor en cualquier biblioteca que se precie. Sin duda, pasa a engrosar mi Lista de Deseos aunque parece estar descatalogado, una verdadera lástima.

Pol (en la edición en catalán) es un pequeño oso polar que, últimamente, tiene la impresión de que sus padres no le prestan la misma atención de siempre. Sus amigos se dan cuenta de que está triste e intentan averiguar cuál puede ser la causa de esta aparente falta de atención paternal. Algunos preguntan si se ha estado portando mal o si ha podido hacer algo que molestara a sus papás pero, entonces, Ka, el lobo, parece dar en el clavo cuando le sugiere a Pol que observe bien la barriga de su mamá, ya que a él le pasó algo parecido cuando su madre estaba embarazada de sus hermanitos.

Cuando Pol regresa al lado de sus padres se da cuenta de que, efectivamente, el vientre de su mamá está notoriamente abultado y junto a ella comprende que el amor de una madre es igual para todos sus hijos y, sobre todo, es PARA SIEMPRE.

Éste es un cuento de una ternura incalculable y de gran utilidad si estáis pensando en aumentar vuestra familia. Sólo con la ilustración que viste la portada, el futuro/a hermano/a mayor ya se sentirá un poco más cerca de su hermanito/a y mucho más contenido por su papás que le quieren más que nunca. Perfectamente adecuado para compartir con vuestros pequeños a partir de los dos años (incluso antes) y para siempre.

T’estimo (quasi sempre) [Te quiero (casi siempre)], 2015, Anna Llenas / Ed. Estrella Polar 2015: ¿qué mejor presentación para un libro que decir que es de Anna Llenas? En la misma línea del archiconocido Monstruo de colores, Llenas pone sobre la mesa emociones y formas de relacionarnos; sin eufemismos, sin tabúes, sin culpas, dándoles la importancia que merecen y ofreciendo una solución favorable a todas las partes. Una historia de polos opuestos que se aceptan y se quieren por ello.

Lolo, un bicho bola, y Rita, una luciérnaga, son dos bichitos muy distintos. Uno es fuerte y realista, la otra es ligera y soñadora. A veces, las cosas que fascinan al uno del otro son las mismas que en otras ocasiones les molestan. Por eso, aunque haya momentos en que uno saque de quicio al otro, lo importante es que siempre saben lo mucho que se quieren y lo mucho que les gusta estar juntos.

Tengo que decir que este libro me plantea un pequeño gran dilema a la hora de presentárselo a mi hija, que por otro lado tengo que decir que le ha encantado, sobre todo por sus ilustraciones tipo collage que son, sencillamente, maravillosas y deliciosas. Si bien me parece que el mensaje de <<aunque hagas cosas que me molestan yo te quiero igual>> y que el hecho de aceptar que no hay nada de malo en que haya cosas de las personas que quieres que te pueden molestar es fantástico; el matiz en el título de “casi siempre” no me termina de cerrar. Yo quiero a mi hija SIEMPRE aunque esté haciendo algo que YO considero que no está bien, aunque YO me enfade, aunque A MÍ me moleste. No quiero que mi hija entienda que hay momentos en los que no la quiero o la quiero menos, porque además creo que no es la intención del libro.

Por lo tanto, recomiendo muchísimo este libro porque es maravilloso en todo su conjunto pero con un par de matices:

-Yo omitiría el matiz “casi siempre” del título.

-No lo utilizaría como lectura recurrente sino más bien como una herramienta cuando se presente un “problema” parecido al del libro en la vida de nuestros pequeños: una “pelea” con su mejor amigo, una “bronca” que cae de los abuelos, una tarde de juegos turbia con un primo, etcétera. Yo dejaría a los padres fuera del radio de acción del libro ya que nosotros queremos SIEMPRE SIEMPRE SIEMPRE a nuestros hijos, hagan lo que hagan.


Hasta aquí nuestras lecturas de junio. Que sí, que os las recomiendo todas 😛

                    

               

¡Que las disfrutéis!

comentarios-blog

You might also like

Leave A Reply

Your email address will not be published.