El Grúfalo

Ficha técnica

Título: El Grúfalo (Título original: The Gruffalo)

Autor: Julia Donaldson

Ilustraciones: Axel Scheffler

Año de publicación: 1999

Adaptación al castellano: Ignacio Sanz

Editorial: Macmillan Iberia S.A. – Grupo Macmillan

Edición: Sexta/Marzo 2014

ISBN: 978-84-7942-234-9

Resumen:

Un ratón sale a dar un paseo por el bosque y en su camino va cruzándose con varios animales que le invitan a comer pero cuya intención es comérselo a él. Para salir airoso de cada encuentro, el ratón le dice a cada uno de los animales que no puede aceptar su invitación porque ha quedado con un horrible monstruo –el grúfalo- cuya comida favorita es el animal en cuestión. Y así, el ratón cruza el bosque sano y salvo hasta que, de repente, se topa con un verdadero grúfalo.

Resulta que lo que de verdad le gusta comer al grúfalo son ratones y, por ello, nuestro ratón vuelve a echar mano de su astucia pidiéndole al monstruo que lo acompañe a pasear por el bosque y así poder demostrarle cuánto le temen y respetan todos los animales. Cuando el grúfalo ya está convencido de lo temible que es el ratón, huye despavorido cuando éste le dice que su comida favorita es… ¡el grúfalo!

Mi análisis

El Grúfalo es una de esas tantas historias que rondan por ahí sobre eso de que “más vale maña que fuerza” pero contada con una gracia especial y sin grandes moralejas. Apoyado en las exquisitas y divertidas ilustraciones de Scheffler, el texto en verso de Donaldson nos invita a canturrear mientras leemos esta pequeña gran hazaña de un ratón muy valiente e ingenioso. Si bien, imagino que el texto original debe ser mucho más jugoso a la hora de jugar con los sonidos y rimas ya que mi impresión al adaptarlo al castellano es que algunas rimas están cogidas con pinzas y otras muchas suenan atropelladas y, precisamente, poco rítmicas.

Quiero destacar que hay algo que me chirría cada vez que lo leo y que no me gusta demasiado, y se trata de una expresión en concreto. Cada vez que el ratón se deshace de uno de los animales que quieren comérselo, repite <<¡Qué X más tonto!¡Se lo ha creído!>>. Cuando lo leo intento cambiar la palabra “tonto” por “ingenuo” porque me parece menos ofensiva y porque salir vencedor no tiene que significar humillar al otro (llamadme rizadora de rizos). Tampoco me gusta demasiado ese tufillo que desprende a miedo al diferente y a juzgar por el aspecto, pero podemos usar el libro como base para profundizar en esos mismos puntos débiles.

El ejemplar que tenemos en casa es de tapa dura y hojas finas pero resistentes. A mi parecer, es una encuadernación preciosa que le da un aire de libro “de adulto” y que viste mucho la primera biblioteca de mi hija, luce mucho en la estantería.

Posiblemente, la encuadernación no sea la más adecuada para una niña de dos años como mi hija pero, teniendo en cuenta que somos nosotros quienes se lo leemos y por tanto quienes lo manipulamos, sigue siendo perfecta. No es un libro que le daría para entretenerse en el coche pero en un entorno tranquilo y “supervisado” no le veo el inconveniente a que sea ella quien lo manipule.

En el lomo del libro se especifica que es una lectura para niños a partir de seis años (+6) pero, de nuevo, no estoy de acuerdo con limitar los libros por edades. Es cierto que cuando se lo leo a mi hija acabamos haciendo un pequeño break en el que nos centramos en lo que ya hemos leído o repasamos las ilustraciones pero eso no quita que le encante que se lo lea y que le canturree los textos.

Considero que podéis sacar dos moralejas distintas y complementarias de este cuento (o las que queráis porque la imaginación y la percepción de cada uno es única) y una reflexión final a la que invitan especialmente las ilustraciones. Confieso que no soy muy fan de las moralejas -no en vano mis lecturas favoritas son las de novela histórica- y que mi favorita es la reflexión final:

*Moraleja 1ª “Más vale maña que fuerza”: el ratón no se deja amedrentar por alguien más grande y más fuerte y no deja que el miedo lo paralice, así que utiliza toda su imaginación y todo su ingenio. El cerebro es el músculo más poderoso.

*Moraleja 2ª “La mentira tiene las patas muy cortas”: el ratón ha mentido en su propio beneficio inventándose un monstruo horroroso. Finalmente, la mentira se vuelve en su contra convirtiéndose en realidad y tendrá que escapar de ella.

*Reflexión: aunque es cierto que, en un primer momento, el grúfalo amenaza con comerse al ratón, tras su paseo por el bosque parece que le profesa simpatía y respeto, por lo que, personalmente, preferiría un final dónde estos dos personajes tan distintos se dieran una oportunidad para compartir en la diversidad y no un final donde “Goliat” huye despavorido. El miedo es un sentimiento doloroso y no es bonito herir a alguien con él. Ya que se trata de una fábula pura y dura y el realismo no tiene cabida en ella, qué menos que acercar a estos dos personajes en lugar de alejarlos.

[divider] [/divider]

Con los más pequeños podéis sacar jugo a las ilustraciones; con los que ya prestan un poco más de atención (como mi hija) podéis jugar con los diálogos y su musicalidad; a los niños de tres-cuatro años podéis invitarles a aprenderse el texto repetitivo apoyándose en las ilustraciones y a los que se inician en el inmenso arte de la lectura podéis guiarles a través de estos sencillos textos en letra de imprenta grande y clara.

En definitiva, ésta es una buena adquisición para cualquier biblioteca infantil: un cuento de texto e ilustraciones muy divertidos que entretiene a grandes y pequeños. A mí me encanta poner distintas voces a cada personaje. Definitivamente, lo recomiendo.

¡Que lo disfrutéis!

     

comentarios-blog

You might also like

2 Comments

  1. Y, además, mamá says

    Qué buena pinta tiene ese cuento. Me sonaba de antes pero no lo recordaba. Me ha encantado la historia y está claro que lo has analizado a fondo. Me gustan las historias en las que las cosas no son como parecen y dan un giro, creo que es muy bueno para los niños. ¡Lo buscaré!

    1. Laura Blanch
      Laura Blanch says

      ¡Hola Idoia!

      Es muy chulo. Además, tanto la encuadernación como las ilustraciones son geniales y está muy muy bien de precio (7,31 € en Amazon). Un ‘must’ para cualquier pequeteca que se precie 😉

      Un abrazo 🙂

Leave A Reply

Your email address will not be published.